Es una pieza fabricada en metal, plástico, madera, acero zincado u otros materiales que sirven para asegurar o apretar tuberías u otro tipo de conductos. Suelen ser utilizadas para instalaciones que transportan líquidos como puede ser agua caliente, fría o residuales. Pueden ir en posición vertical, horizontal o suspendida.

Hay abrazaderas isofónicas con goma aislante, recomendadas para instalaciones que requieran una protección contra ruidos, vibraciones y electrolisis. También isofónicas y plastificadas, recomendadas para instalaciones que transportan gases y inoxidables para ambientes corrosivos.

Deben instalarse entre 0,5 y 2 metros de distancia entre ellas, dependiendo de la carga que deba soportar y según el tipo o modelo de abrazadera, siempre y cuando se tenga en cuenta los coeficientes de seguridad de la misma abrazadera. Además hay que evitar forzar las abrazaderas para impedir una torsión o cualquier rotura.

Abrazadera