Líquido blanquecino compuesto por polímeros y fosfato de trisobutil. Se usa para eliminar los arañazos del suelo y protegerlo del desgaste. Una vez aplicado sobre la superficie, proporciona una capa de protección con aspecto reluciente y resistente, además de un efecto antideslizante.

Se utiliza sin diluir, vertiendo un poco de líquido en el suelo y extendiendo siempre en el mismo sentido, con un trapo de algodón que no suelte pelo. También puede aplicarse con una fregona bien escurrida o una mopa. Una vez seco, puede aplicarse otra mano en sentido contrario.

Abrillantador