Es la acción de pulir una superficie para conseguir un efecto acristalado o brillante. Este proceso se realiza en suelos, cerámicas, cristales o piezas metálicas, mediante maquinaria eléctrica (pulidora, abrillantador) o herramientas de mano (estropajo, lana metálica).

Para conseguir un mejor acabado se usan productos químicos, como abrillantador de suelos o pasta de pulir, que reaccionan a la fricción reiterada que se aplica mediante la pulidora o la mano.

Abrillantar