Es un líquido que se extrae al prensar la semilla de linaza, que viene de la planta del lino. Esta sustancia es utilizada en la madera como nutriente, barniz o impermeabilizante. También sirve como endurecedor de masillas o para la limpieza del barro cocido, de modo que devuelve el brillo y la intensidad del color perdida.

Se aplica con una brocha o una paletina ancha para que la superficie lo absorba. Requiere un secado de 24 horas.

Aceite de linaza