Es un protector fluido formado por bencisotiazol y tiene un acabado incoloro y mate. Tiene la propiedad de conservar el aspecto y el color original de una encimera sin engrasarla.

Está indicado para usar sobre encimeras de madera y sirve para nutrir las capas superiores y protegerlas contra el calor y las manchas. Se aplica con brocha o rodillo sobre la superficie limpia y seca y el tiempo de secado al tacto es de 30 minutos. Se recomienda protegerse las manos con guantes para evitar el contacto del producto con la piel.

Aceite protector de encimera