Es la acción mediante la cual se mejoran las condiciones de un espacio, por ejemplo un jardín, para dejarlo en un estado óptimo para su uso y disfrute.

Dentro de este acto se incluye la limpieza, la retirada tanto de malas hierbas como de mobiliario en mal estado, el reacondicionamiento del suelo, el sembrado o trasplante tanto de césped como de nuevas plantas y árboles, el riego y el cuidado general de las plantas ya existentes.

Acondicionar