Es un dispositivo de tamaño reducido que permite conectar dispositivos electrónicos, ya sea un smartphone, una tablet o un ordenador portátil, con entrada USB tipo C a un cable Micro-USB.

El conector USB tipo C se ha convertido en el nuevo estándar de conexión para dispositivos portátiles, reemplazando al anterior Micro-USB. Las principales ventajas son su conexión reversible, su alta velocidad de transferencia de datos y la capacidad de transmitir más potencia desde el cargador, ya sea a 5V, 12V o 20V. Es idóneo para dispositivos dotados de carga rápida. En un extremo se conecta el aparato electrónico y, en el otro, el cable que va al cargador, al ordenador o a cualquier unidad de almacenamiento externo.

Adaptador micro USB-USB tipo C