Es un soporte metálico que permite instalar dos monitores juntos. Existen diferentes tipos: los que disponen de un mástil con dos brazos que sujetan los dos monitores, los que incorporan dos brazos articulados para sostener ambas pantallas y el que cuenta con un único brazo anexo a la regleta que permite montar los dos monitores tanto de forma horizontal como vertical.

Se instala a presión sobre el tablero del escritorio, permitiendo tener la mesa libre y las pantallas a una altura adecuada. Proporciona una posición flexible del monitor y permite la angulación, la rotación o la adaptación de la altura. Algunos modelos incluyen una base adaptable a cualquier superficie. 

Adaptador para monitores