Conjunto de un adhesivo y un endurecedor que deben mezclarse a partes iguales antes de aplicarlo. Resiste al agua, a la intemperie y a las altas temperaturas, por lo que puede utilizarse para trabajos de exterior. Hay que aplicar disolvente para eliminar los restos sobrantes una vez realizado el pegado.

Está indicado para trabajos de relleno o construcción, junto a las barritas reparadoras o masilla de relleno. Se utiliza para el arreglo de desperfectos en casi cualquier material, como madera, cerámica, metal o vidrio. Permite sellar tuberías, grifos y roscas de tornillos, entre otros elementos.

Adhesivo bicomponente