Consiste en soltar una fijación roscada. Para ello, se ejerce una fuerza giratoria inversa sobre la cabeza mediante un destornillador, una llave o un atornillador.

La función es separar o desasir dos piezas de madera, metal o plástico, entre otros materiales. Las fijaciones que unen estos elementos son los tornillos, cuya composición y forma varía en función de la superficie en la que están insertos.

Aflojar