Es un tablero compuesto por virutas de madera encoladas a alta presión. Tiene baja resistencia a la humedad, ya que al contacto con el agua se hinchan. Existen tableros de aglomerado con tratamiento hidrófugo.

No es apto para exteriores. Es idóneo para realizar baldas de melamina o incluso en la realización de puertas macizas. No es recomendable su uso para el fresado en muebles o molduras.

Es un material que admite muy bien el pintado, aunque previamente hay que aplicar una imprimación y lijar esta última para tener un acabado fino. Para su corte a nivel usuario sirve con una sierra de calar o sierra circular.

Aglomerado