Es una herramienta que consta de un mango o una empuñadura, dos tubos que encajan uno dentro del otro, una rosca para extenderlos o fijarlos y un cabezal. Se fabrica con materiales como aluminio debido a su menor peso.

Se usa para facilitar el acceso a zonas altas y poder pintarlas. La distancia de alargamiento varía. Si el cabezal tiene forma de campana, se acopla un rodillo o una brocha mediante un tornillo o una tuerca. Si termina en punta o de manera plana, se mete un rodillo a presión, pero no puede ponerse una brocha.

Alargador extensible