Es un dispositivo que cuenta con un mango y un cabezal con orificios por los que sale agua. Dispone de una luz LED que ilumina el chorro y cambia de color según la temperatura o la cantidad consumida.

Sirve para rociar agua para lavarse, con la particularidad de que cuenta con un sistema de ahorro destinado a controlar el consumo y la energía para calentarla. En función del modelo, puede incluir reductor de caudal, opciones para personalizar su utilización o transmisión de datos al teléfono móvil para controlar y optimizar el consumo.

Alcachofa de ducha inteligente