Es una herramienta manual tradicional, habitual e imprescindible en la albañilería, que se usa para para picar revocos y juntas entre piedras o ladrillos, para partir ladrillos y rasillas de manera manual y para trabajos de desescombro.

Consta de un mango de madera o de bimateria, que se sujeta en un anillo central, con un extremo en forma de hacha; el otro extremo puede ser de dos formas: acabado en punta para el golpeo fino de superficies o en acabado plano, especialmente indicado para el corte de los materiales.

Hay otras versiones de alcotana de punta plana y cabeza de martillo, para el golpeo fuerte. La alcotana pesa poco y es muy manejable. Es recomendable siempre utilizarla con guantes y gafas protectoras frente a esquirlas.

Alcotana