Es un elemento textil fabricado con materiales resistentes. El tamaño varía en función de la superficie donde se coloque. Se enchufa a la corriente eléctrica e incorpora un termostato que limita el calor en caso necesario para prevenir accidentes. Puede ser de bajo consumo o contar con mando a distancia. 

Es decorativo para el suelo y genera una superficie radiante para caldear la zona en la que se apoya, de modo que protege el cuerpo de la baja temperatura. Este producto se utiliza de manera segura por sí mismo o debajo de otra alfombra decorativa de cualquier material.

Alfombra calefactora