Es una pieza textil decorativa y práctica para que los niños jueguen en el suelo de su habitación. Están realizadas en una gran variedad de colores y diseños. Tienen un desgaste mayor que cualquier alfombra, por eso, debes tener en cuenta el material con el que están fabricadas.

Las más lavables y fáciles de limpiar, con una aspiradora, son las moquetas o las de lana de pelo corto. Este tipo de alfombra está caracterizada por tener una base antideslizante para evitar caídas.

Alfombra infantil