Es un elemento textil decorativo que se coloca en los pasillos. Se hace tanto en fibras naturales como sintéticas. Su forma, generalmente, es rectangular y puede tener la base antideslizante. Se presenta en colores lisos o con diferentes diseños.

Proporciona mayor o menos calidez según el material con el que se haya fabricado. Se utiliza para decorar los pasillos, para protegerlos frente al desgaste o para equilibrar sus proporciones. La limpieza de la misma depende del tipo de material, pudiendo ser totalmente lavable, requerir limpieza en seco o evitar los productos químicos.

Alfombra pasillera