Es una sustancia química de carácter preventivo o curativo para evitar la aparición de algas en el agua o para erradicarlas cuando ya existen. La manifestación más común de algas en el agua de la piscina es que esta se transforma de color verdoso provocado por unos niveles de cloro y pH inadecuados o por unas condiciones desfavorables de luz y temperatura. También puedes encontrar algas cuando las paredes y suelos están resbaladizas pero el agua todavía no es de tonalidad verdosa. Existen algicidas líquidos y granulados.

Después del uso de un algicida de tipo curativo es necesario aplicar floculante en la piscina para que toda las algas sobre las que ha actuado la sustancia química se depositen en el fondo de la piscina y a través de la depuración y limpieza de la misma se retiren. 

Algicida