Acción de revestir con azulejos el suelo, la pared u otras superficies dejando la parte esmaltada y decorativa hacia el exterior. De este modo se consigue una superficie impermeable y de fácil limpieza. Las piezas se fabrican en diferentes formas, como rectangulares y cuadradas. Existen estilos distintos para revestir el hogar, aunque también se utilizan como elementos decorativos y artísticos en arquitectura y monumentos.

El proceso consiste en fijar los azulejos en la pared, preferiblemente con cemento cola. En su colocación se utilizan unas cruces de plástico para dar el grueso de junta deseado y después se hace el rejuntado. Los cortes se realizan con un cortador manual, que raya la pieza y, tras una ligera presión, se parte. Para cortes más complejos, como en forma de escuadra, se utiliza una radial.

Alicatar