Es una herramienta fabricada en acero cuyo material facilita la calidad del corte. El mango contiene un componente aislante que impide que la electricidad de los cables pase a la mano. Algunos modelos disponen de un muelle entre los mangos para reducir la tensión muscular durante su uso.

Se utiliza para agarrar, retener y cortar cables y alambres tanto duros como blandos. El mango posibilita que el usuario pueda rotar y controlar la herramienta con los dedos índice y pulgar para que el trabajo sea más preciso. 

Alicate con boca semi redonda