Es una herramienta manual compuesta de dos partes unidas por una articulación. Tiene forma de tijera, con una cabeza abierta por uno de sus laterales, en cuyo interior se instalan unas cuchillas con un sistema de muelles. Al otro lado, se encuentra el mango de sujeción.

Se utiliza en electricidad para pelar los cables automáticamente. Detrás de la boca tiene una rueda con la que regular la presión, dependiendo del diámetro del cable se gira, cuanto menos tamaño tenga más se debe comprimir y viceversa.

Para su uso, se introduce el cable en la boca de la tenaza dejando la distancia necesaria para cortar, girando la rueda se regula la fuerza precisa. Por último, se aprietan las agarraderas que con el movimiento descubren las cuchillas que cortan la funda del cable y la desplazan unos centímetros para poder retirar la parte desechable.

Alicate de boca plana