Es una caja de plástico que cuenta con un orificio de entrada y otro de salida. En el interior tiene compartimentos para situar el cebo antirratas. Se abre mediante una llave especial, incluida en el paquete, para evitar manipulaciones indeseadas.

Se usa para depositar en su interior el veneno para ratas. De esta manera, queda protegido de las inclemencias del tiempo y evita que se disperse el cebo. Además, resulta inaccesible para niños o animales domésticos, por lo que se evitan riesgos de accidente.

Alicate para arandelas