Es una cubeta metálica fabricada en distintos tamaños, con capacidad de 130 litros en adelante, en función de las necesidades. Además, puede disponer de ruedas neumáticas impinchables para facilitar su traslado.

Se utiliza en construcción para amasar hormigones, morteros y yesos. En jardinería sirve para mezclar sustratos con abono, mantillo o estiércol de caballo. En agricultura o en algunas industrias se usa para combinar fertilizantes o productos químicos para tratamientos fitosanitarios. En ganadería se emplea para suministrar agua o pienso a los animales.

Amasadora