Mezclar una o varias sustancias sólidas con agua con el fin de producir una masa compacta y homogénea como cemento, yeso y demás derivados de la construcción.

Para hacerlo, debe verterse agua en un cubo o una gaveta de goma, de poco fondo, hasta llenarlo por la mitad. Después se espolvorea el material para la mezcla repartiéndolo de manera equitativa por la superficie hasta que quede tapada. Para finalizar, se mezcla hasta conseguir una pasta homogénea, con mayor o menor densidad según se requiera, sin dejar que se solidifique.

Amasar