Consiste en cambiar la forma y el tamaño de una pieza de material duro gracias a una máquina rotativa y una muela abrasiva. Está máquina, llamada amoladora, se utiliza en metales y materiales de construcción.

En función del material sobre el que desee trabajarse, la muela abrasiva se fabrica en carburo de silicio u óxido de aluminio. Es muy importante utilizar guantes, gafas y mascarillas durante el proceso, ya que se desprende material a gran velocidad.

Amolar