Es un gas que destaca por su fuerte olor y su formulación química es NH3 o trihidruro de nitrógeno. Debe manejarse en una zona ventilada y empleando guantes. Se utiliza disuelto en agua para la limpieza del hogar en diversas superficies y espacios.

Es apropiado para la limpieza de espejos y cristales, por lo que se usa para baños. Es eficaz para eliminar suciedad doméstica y manchas de grasa. Al aplicarlo, es aconsejable no mezclarlo con otros productos químicos ya que podría provocar intoxicaciones debido a su fuerte olor.

Amoniaco