Consiste en disminuir o suavizar el impacto de una acción basada en la fuerza o la vibración. Esto es útil cuando se quieren eliminar los desperfectos, las rozaduras, los ruidos u otros daños que puedan producir esas actuaciones.

Existen modelos para impactos, especiales para puertas y ventanas, con los que se eliminan los daños producidos por las hojas en bisagras y tabiques, y se suavizan los golpes y los ruidos derivados de ellos. Los acústicos se emplean en tabiques y techos desmontables con instalaciones y tuberías vibrantes, con el fin de eliminar el ruido que ocasionen estas maquinarias en la estructura a causa de esa vibración.

Amortiguar