Conjunto de medidores y reactivos químicos. Se presenta en formato líquido, en pastillas, en tiras o como un dispositivo llamado fotómetro. Su función es controlar los niveles de cloro y de pH para que el agua de la piscina esté en perfectas condiciones para el baño. Es aconsejable mantener un nivel de cloro entre 1 y 2 y un nivel de pH entre 7.2 y 7.4.

Para su utilización, en el caso del líquido y las pastillas, se han de comparar con unas escalas de colores las mezclas resultantes de añadir cuatro gotas de cada reactivo a las muestras de agua de la piscina. Las tiras ya tienen los reactivos añadidos, mientras que en el fotómetro, que cuenta con mayor grado de exactitud en la medición, la lectura la proporciona la propia pantalla.

Analizador de cloro y pH