Es un instrumento meteorológico que, mediante la medición relativa del viento, ayuda en la predicción del clima.

Existen distintos tipos de anemómetros en función de la tecnología empleada en su fabricación, de empuje, de rotación, de copelas, de compresión, de hilo caliente y sónico. Esta distinción depende de las diferentes formas en la que estos instrumentos miden la velocidad del viento.

Tradicionalmente el anemómetro más utilizado en la meteorología es el de hélice o copelas, constituido por un molinillo que contiene a su vez tres aspas con cazoletas cuyo movimiento se ve accionado por la fuerza del viento, poniéndose en marcha un contador que registra el número de vueltas. No obstante, suele considerarse que en condiciones climatológicas sin precipitaciones, el anemómetro sónico es el más preciso, midiendo el tiempo que tarda una señal de sonido en atravesar una distancia expresada normalmente en cm/s.

Anemómetro