Es un líquido incoloro que se añade a la mezcla de morteros, mezcla realizada con cemento y arena u hormigón,  y se consigue un hormigón o mortero de gran calidad cuando se prevean heladas y temperaturas extremas. Está recomendado para hormigones o morteros que tengan que soportar temperaturas de -6ºC a -8ºC.

Puede utilizarse para obras en las que se requiera un fraguado rápido. Su dosificación es de 1 litro de anticongelante por cada 50 kilogramos de masa, bien sea hormigón o mortero.

Anticongelante para mortero y hormigón