Es un aparato compuesto por una base de plástico que tiene un altavoz por donde se emiten ultrasonidos. Dispone de un punto de luz para certificar que el dispositivo está encendido. Incluye una clavija para enchufar a la pared.

Los ultrasonidos son imperceptibles para el ser humano, pero sí detectables y molestos para los mosquitos. No contamina.

Antimosquitos por ultrasonidos