Es un herramienta eléctrica que se utiliza para el lijado y pulido de algunos materiales tales como el plástico, metal y mármol. Su uso está recomendado en el ámbito del bricolaje, especialmente en detalles que necesiten de una precisión absoluta. Su diseño en formato pequeño y con opción de anclaje a un banco de trabajo, hace más fácil la tarea sin apenas vibración.

Incorpora dos discos, uno de corindón refinado, para lijar y afilar y otro de silicio de carburo, para materiales más duros. Tiene dos bandejas al mismo nivel que los discos que permiten realizar trabajos con piezas de mayor longitud. Para usarla hay que acercar la pieza a trabajar, deslizando suavemente por dichas bandejas, hasta dejar el acabado deseado.

En el extremo derecho del aparato se encuentra una opción anclada en el mismo eje que el disco, para colocar un mandril de sisal, una herramienta para los trabajos que requieran un pulido o efecto espejo. 

Aparato de lijado y pulido