Es un accesorio de labranza. Está formado por una guía y dos alas metálicas, que son fijas o ajustables para adaptarse a la separación entre filas de plantas. Se utiliza en el cultivo de patatas, puerros o guisantes, entre otros.

Conectado a la motoazada, se usa para abrir surcos en la tierra a la vez que la desplaza hacia los lados. De esta forma, la amontona en un caballón o resalte a los pies de las plantas, facilitando el crecimiento de las raíces y mejorando la sujeción.

Aporcador