Unir dos objetos mediante una fijación roscada. Se ejerce una fuerza de torsión con un destornillador, una llave o un atornillador.

La función es fijar, encajar o unir dos piezas de materiales como madera, metal o plástico. Para ello se utilizan tornillos, cuya composición y forma varían en función de las superficies sobre las que se trabaja.

Apretar