Es un árido de origen cerámico muy ligero y que posee una gran porosidad. Se obtiene sometiendo trozos de arcilla a grandes temperaturas en hornos rotatorios, lo que hace que su forma sea redondeada y bastante homogénea.

Sirve como aislante térmico y acústico y tiene la propiedad de ser resistente al fuego y a temperaturas extremas.

Existen distintos gramajes y todos ellos poseen una gran durabilidad sin apenas deformarse a lo largo del tiempo. En el campo de la construcción se utiliza mezclada con el hormigón para crear prefabricados ligeros. En jardinería, mezclada con tierra vegetal sirve como drenante porque tiene la propiedad de absorber y retener  el agua. También puede utilizarse como elemento decorativo en macetas.

Arcilla expandida