Es un tipo de mortero hecho con arena, cal y agua. La mezcla se realiza de manera mecánica con un mezclador eléctrico o de forma manual con una paleta.

Se utiliza en construcción, tanto para la colocación de bloques como para rellenar huecos en una determinada estructura. Para su uso, una vez hecha la mezcla y sin dejarla secar, se aplica una pequeña cantidad con la paleta y se asienta el bloque para que expulse el sobrante, que se retira para reutilizarlo.

Argamasa