Es un elemento de ordenación, normalmente fabricado en madera laminada que permite guardar toallas o productos de higiene personal. Normalmente se realizan en madera laminada, es decir, en madera aglomerada recubierta con una lámina de melamina, aunque también pueden se de madera metálica, metálicos e incluso plásticos. Hay infinidad de modelos, con puertas, cajones o espejos, intentando acercarse a la estética o funciones necesarias para cada usuario. Pueden tener dos tipos de instalación, apoyados directamente sobre el suelo, ya sea con patas o sin ellas y colgados de la pared, que será lo recomendable, para así aislarlo del suelo y evitar que la humedad lo estropee.

Armario de baño