Es un depósito que se entierra en el suelo de la terraza o el jardín. Tiene una tapa de registro en la parte superior para acceder a su interior y limpiar, modificar o abrir y cerrar el paso de las diferentes instalaciones. Cuenta con varias salidas previstas para los diámetros habituales de conductos y tubos.

Sirve para cobijar empalmes y distribuciones de canalizaciones de agua o instalaciones eléctricas. Se utiliza en grandes redes de saneamiento, agua potable, riego o electricidad y telecomunicaciones, así como en el ámbito doméstico.

Arqueta