Son arquetas especialmente diseñadas para ser enterradas o semienterradas en el terreno, normalmente en los jardines. Están fabricadas por lo general en polipropileno, no se oxidan y son muy resistentes a la degradación.

Sirven para la instalación de todo tipo de conexiones eléctricas de riego, de electroválvulas y también como puntos de conexión y registro de las juntas y llaves de corte en las instalaciones de riego por goteo, por aspersión o de otras canalizaciones de tuberías de agua en el jardín.

Tienen una o varias aberturas por los laterales, la base está libre y se remata en la parte superior con una tapa de registro. Esta incorpora un cierre para que no se abra de manera accidental. Las hay de varios tamaños, rectangulares o cuadradas. Suelen ser por lo general de color verde, para asociarlas con su uso principal en el exterior.

Arqueta para electroválvula