Es un soporte adaptador adicional de espuma que tiene forma redondeada e incorpora unas bisagras de plástico. Tiene una medida estándar que permite ajustarlo a la mayoría de inodoros.

Su finalidad es aportar seguridad a los niños a la hora de hacer sus necesidades, ya que reduce el hueco del inodoro. De este modo pierden el miedo a caer y pueden ir solos al baño. Para instalarlo, debe introducirse el adaptador en el agujero del asiento. Existen modelos que deben atornillarse a los mismos agujeros de la tapa.

Asiento de espuma infantil