Es una máquina eléctrica que se utiliza en el mantenimiento y limpieza de chimeneas, cassettes y estufas, en donde se generan cenizas.

Está formado por un depósito metálico a donde llegan las cenizas que son absorbidas a través de una manguera flexible. Para ello, se ayuda de un motor de aspiración que impulsa la ceniza para llegar al depósito, previo paso por un filtro que recoge los restos más grandes.

Su función es la limpieza de los residuos que se producen en la quema de combustibles orgánicos procedente de la madera o huesos de aceitunas. Ideal para la parte de la ceniza que se ha convertido en polvo, ya que recogerlo con cepillo y pala puede repartir más la suciedad.

Aspirador de cenizas