Es un aparato eléctrico compuesto por un depósito de gran capacidad fabricado en plástico o metal, sobre el que descansa una potente turbina eléctrica encargada de generar un vacío para absorber. Al depósito se le conecta un tubo flexible de plástico al que, a su vez, se le adaptan diferentes boquillas que varían en función del trabajo a realizar. 

Se utiliza en la construcción y reformas y recoge tanto sólidos como líquidos. Cuenta con filtros especiales que le permiten recoger polvo fino como el que se genera en las obras y los talleres. Para su uso, hay que dirigir el tubo hacia la sustancia a aspirar y presionar el botón de encendido. 

Aspirador industrial