Es la acción de atraer hacia el interior del depósito de una máquina polvo, líquido u otras sustancias similares. Se lleva a cabo cuando se hacen trabajos que requieren lijar, rascar, cortar o taladrar, entre otras labores, ya que la suciedad que se genera debe ser retirada.

Existen diversos aparatos que lo realizan. Por ejemplo, los sopladores de doble función sirven para soplar y para absorber hojas, las aspiradoras recogen tanto fluidos como partículas sólidas en función del modelo y los extractores para baños y las campanas de cocina succionan.

Aspirar