Es un tipo de combustible formado por trozos de madera de pequeño tamaño. Pueden usarse tanto en barbacoas de carbón, colocándolas directamente sobre el carbón o las brasas, como en modelos de gas que dispongan de ahumador.

Aportan a los alimentos cocinados matices, sabores y aromas propios de la leña. Pueden ser de olivo, cerezo, haya, limonero o encina, entre otros árboles. También hay astillas que incluyen aromas de whisky, vino tinto o frutas. Son apropiadas para enriquecer pescados grasos, carnes o caza.

Astillas para ahumar