Es una herramienta eléctrica que se puede utilizar con diferentes puntas de atornillar para unir diversos materiales entre sí con tornillos. Esta punta también se suele utilizar para montar y desmotar muebles, ya que al poder girar el motor en ambos sentidos se puede tanto atornillar como desatornillar. Por regla general, llevan un regulador de velocidad en el gatillo que permite variar la intensidad del giro del motor con el tacto del dedo para regular la velocidad del atornillado.

Además de atornillar, también se utiliza con brocas para realizar agujeros en metal o en madera principalmente. Como esta herramienta suele carecer de percutor, se desaconseja su uso en tabiques y muros. El diámetro del agujero depende del grosor de la broca y de la potencia de la herramienta, es decir, las máquinas más potentes permiten hacer agujeros con mayor diámetro. Funcionan con una batería o con un cable eléctrico. 

Atornillador eléctrico