Esta máquina sirve para arrancar el motor de un vehículo cuando hay fallo total de la batería o cuando se ha descargado en exceso por haber dejado las luces encendidas. También sirve para recargarla conectándolo directamente a la batería del coche desde la red eléctrica. Internamente se compone de dos dispositivos, el cargador de batería convencional, que toma la corriente de 230 voltios y la transforma a 12 voltios. Puedes cargar directamente la batería de tu coche cuando está en el garaje. También se compone de la batería interna de 12 voltios. Esta es de gel  y tiene suficiente potencia para arrancar cualquier vehículo. Se carga conectando el aparato a la red eléctrica y conviene tenerla siempre cargada. Puede servir para transportarlo hasta donde esté el coche que no arranca, conectar los cables y proceder al arranque de emergencia.

Autoarrancador de baterías