Es la acción de cubrir una superficie con baldosas. Es importante comprobar previamente que el área está nivelada para garantizar la adecuada colocación de los azulejos.

El primer paso es encolar mediante la aplicación de un mortero-cola que liga con la superficie y, una vez seco y pegado, se aplica la pasta que cubre las juntas. Para rematar, se debe limpiar el suelo sobre el que se ha trabajado con productos específicos para dicho fin.

Azulejar