Es una pieza de piedra natural pizarra, con forma rectangular y plana. Se fabrica en diferentes medidas y en color negro, multicolor o verde encina. Tiene la propiedad de ser un material muy resistente, aislante y antideslizante, que aporta un acabado rústico a cualquier estancia.

Sirve para alicatar paredes y solar suelos tanto exteriores como interiores. Para colocarlo en una habitación interior, debe utilizarse el cemento cola específico indicado para cada caso. Cuando la instalación es en el exterior, se recomienda aplicar antes una capa de mortero y pegar después las baldosas con un cemento cola especial.

Baldosa de pizarra