Es un método de sujeción. Existen distintos tipos, como recambios de clavos o ganchos adhesivos que permiten su reutilización sin dejar rastro, así como almohadillas adhesivas para pegar objetos ligeros. Para elegir la más adecuada, debe tenerse en cuenta el peso del artículo que quiere colgarse, ya que las dimensiones en ancho, alto y fondo de la banda varían.

Permite anclar y fijar objetos en paredes sin necesidad de taladrarlas. Para su instalación, es preciso comprobar que la superficie está limpia. A continuación, se retira el papel protector que recubre la parte adhesiva de la banda. Por último, se coloca sobre el lugar deseado.

Banda adhesiva