Es un elemento sanitario cóncavo con forma rectangular, ovalada, angular o exenta. Se fabrica de forma industrial fundiendo el metal para su posterior vertido en un molde. Después de pulir las imperfecciones, se aplica una capa de esmalte. El metal hace que se mantenga la temperatura del agua durante más tiempo que otros materiales. Tiene un orificio donde se conecta el sifón para el desagüe. Se utiliza para el aseo personal o para baños de relajación.

En la instalación en superficie, en el caso de una bañera exenta debe ubicarse en un lugar limpio y nivelado. Se realiza la instalación del grifo para la conexión del agua y la del sifón para el desagüe. Después, se sella con silicona. En el caso de un modelo de encastrar, se nivela utilizando patas y listones. A continuación, en los laterales visibles se coloca un faldón o un muro de ladrillo.

Bañera de acero